Ψ Psicóloga
     Lola Salinas

Problemas Psicológicos
Ansiedad, preocupación...

Ansiedad, preocupación, temor, miedo, pánico, fobia...


Quizás tienes alguno/s de estos síntomas:

Te preocupa algo y no logras resolverlo. Esta preocupación está influyendo negativamente en tu vida cotidiana: duermes peor, estás más irritable, te concentras mal, no rindes con tu capacidad habitual...

No tienes confianza en poder resolver ciertas situaciones, te produce temor pensar en una situación concreta y te resulta muy difícil o imposible analizarla de forma relajada.

Evitas afrontar lo que te preocupa, pero le das vueltas en tu mente. Eso te produce cansancio, desmotivación y falta de confianza.

Estás evitando situaciones sociales, te preocupa lo que puedan ver y opinar sobre ti. Te evalúas constantemente de forma negativa, ves muchos defectos y no ves tus virtudes.

Has sufrido o sufres reacciones de miedo intenso acompañadas de evitación (metro, avión, manifestación...)

Padeces episodios intensos de miedo y preocupación ante la idea de que se produzcan nuevos episodios debido a sus desagradables consecuencias.

Estas pueden ser algunas de las causas

Una evaluación poco objetiva o funcional de los hechos, con tendencia a ver más peligros o mayores consecuencias de los que realmente hay.

Una falta de confianza en tus propios recursos y habilidades para resolver una situación.

Una tendencia a planificar tus respuestas y acciones con cierta improvisación y/o falta de funcionalidad.

Una tendencia a devaluar las cosas que funcionan, tus habilidades... restándo importancia a todo lo que está bien y te permite disfrutar del día a día.

Tener unas expectativas poco realistas de lo que tiene que suceder.

Disfrutar poco de la vida cotidiana y las pequeñas cosas.