Problemas sexuales

La mayor parte de las disfunciones sexuales no tiene un origen fisiológico sino psicológico (cognitivo, emocional...) transformándose en una actitud sexual disfuncional para la obtención de placer: tensión, exigencias, preocupación, nervios, falta de percepción, exceso de excitabilidad…  Elementos todos ellos que juegan un papel fundamental en una Respuesta Sexual insatisfactoria, generando los problemas sexuales más habituales:

La Anorgasmia
(Falta de Orgasmos o dificultad para lograrlos)
La Eyaculación Precoz
(Respuesta Eyaculatoria Involuntaria)
La Inhibición del Deseo Sexual
(Falta de Deseo o Bajo deseo sexual)
La Disfunción Erectil
(Dificultades de Erección o Impotencia)
La Inhibición Erótica
(Los problemas de Excitación)
La Coitalgia y la Vaginitis
(El Dolor en la penetración)
La Adicción Sexual
(Dependencia del sexo y de las relaciones sexuales)


www.Cota5.es